Cumpleaños feliz.


Hace unos días les comentaba por mi Instagram, que nunca fui una persona de "celebrar" mi cumpleaños. No le daba mayor importancia a festejarlo porque siempre acostumbraba a hacer algo tranquilo, tipo salir a comer con mis amigos más cercanos o simplemente quedarme en casa a que me picaran la torta, tranquilo y nada fuera de lo común. Pero esta vez, si sentí la necesidad de hacer algo distinto por muchas razones, pero principalmente porque no quería sentirme triste de no poder estar con mi familia y amigos ese día, que de por sí en diciembre lo estuve.

Desde que llegué a México he conocido a personas tan maravillosas que me han regalado su amistad y han incondicionales, que me hacen sentir tan agradecida de estar acá que obviamente los quería a todos ahí, que me hicieran sentir en casa y así fue. Entre risas, bailes y fotos capturando el momento, logré hacer el cumpleaños que quería, sin preocupaciones, con las personas que quería y en mi lugar favorito que es la azotea del edificio donde vivo (afortunadamente, no hacía taaaanto frío). De verdad no se pueden imaginar lo feliz que me sentía y lo mucho que me divertí. ¡La pasé increíble!

Además de eso, mis amigas Karen y Edith se encargaron de sorprenderme con un arreglo de dulces y decoración con mi nombre, ¡en serio no podía creerlo! Se lucieron demasiado. Yo con lo fan que soy de ese tipo de detalles, casi me muero. En el próximo post les hablaré más sobre el trabajo que realizan y mi decoración de cumpleaños con fotos de todos los detalles.

¡Muchísimas gracias a todos! Por tomarse el tiempo de dedicarme unas palabras de amor, de cariño, de bendiciones y por seguir conmigo, no saben cuanto lo aprecio y el feliz que me hace sentir esos detalles. Me hicieron sentir muy querida. Los quiero un montón.











No hay comentarios:

Publicar un comentario