De vuelta a casa.


¡Hola, hermosos! ¿Como se encuentran hoy? Ya por fin es viernes y podemos sentir el fresquito del fin de semana, espero que la pasen genial. Y hablando de eso, el fin de semana pasado estuve de visita por mi ciudad Maracay, y no recordaba lo bien que me hacía sentir estar de vuelta en casa después de varios meses sin ir. Cuando uno toma la decisión de mudarse a otra ciudad, incluso a otro país, pasamos por alto todas las cosas que dejamos en nuestro hogar, y no porque queramos que así sea, es simplemente que ya no siempre depende de nosotros tenerlas siempre. Personas, lugares, objetos... Pero en algunos casos cuando regresamos, es como si el tiempo no hubiese pasado y así lo sentí, en el mal y en el buen sentido.

La parte buena es porque pude ver a mi mejor amigo quien fue el que me tomó las fotos de este post, y eso siempre es motivo de pasarla bien. Conversar y ponernos al día con nuestras vidas, compartir cosas que siempre hemos hecho juntos y entre otras cosas. Es de las cosas que más disfruto hacer cuando voy. Obviamente el estar en mi casa es de las cosas principales que siempre me hacen regresar y todo lo que eso conlleva, como por ejemplo, el pasar tiempo con mis mascotas me llena de mucha felicidad como también ver a mi familia.

Entre las partes no tan buenas, es darse cuenta que la ciudad cada vez se queda más vacía por la cantidad de amistades que se han ido del país. Incluso ese fin de semana despedí a dos amigos que decidieron irse a Australia, y es muy muy probable que no los vuelva a ver en un largo tiempo por la gran distancia. Y como ellos, hay una cantidad gigante de amigos que se fueron del país y eso hace que el grupo que quede en la ciudad sea cada vez más reducido. Pero al final, y sin profundizar en el tema político, me pone feliz por todos ellos porque se que tienen una mejor vida.


Camisa: Zara / Vestido: Vintage Market / Zapatos: Dorothy Gaynor




Este fue el look que usé para la despedida que les comentaba de mis amigos y me resultó bastante cómodo para todo ese día. El vestido es ajustado pero súper cómodo y nada caluroso, es de mis favoritos por lo práctico que es a la hora de combinarlo. El croptop que llevo debajo es de Zara y fue amor a primera vista, aparte que estaba como loca por uno de rayas y este cayó como anillo al dedo, lo amo. Y los zapatos ya saben cuanto me encantan, los incluí en mis favoritos de agosto y desde entonces son mis consentidos, además que este tipo de zapatos nunca pasan de moda y ahorita están muy en tendencia.


¡Me despido, pequeños! Espero seguir trayéndoles más contenido por acá. ¡Los quiero mucho! Gracias por el apoyo <3

No hay comentarios:

Publicar un comentario