Beauty Talk: Errores que cometemos al maquillarnos.


Se que ninguna de nosotras es perfecta, y que si en algún momento hemos cometido estos errores.. es totalmente válido, porque de no cometerlos, no aprenderíamos a hacerlo del modo correcto. Estos que les voy a nombrar a continuación, son algunos que he visto con mucha frecuencia (que yo también he hecho) y que definitivamente debemos corregir y evitar a toda costa.

  • Aplicar maquillaje sobre la piel seca: Lo primero y más importante en tu cuidado diario, es una piel hidratada. Aplicar el maquillaje sobre la piel seca o deshidratada hace que el rostro se vea opaco, agrietado y acentúa las líneas de expresión y poros apelmazándose el maquillaje.
  • Tono de base incorrecta: Una base siempre tiene que ser del mismo tono que nuestro rostro, la base es el segundo paso mas importante del maquillaje, y por eso tenemos que ser muy cuidadosas a la hora de comprarlo. No queremos que parezca que tenemos puesta una máscara. Lo ideal es probarla en la parte de la mandíbula.
  • Labios mal pintados: Es un error muy notorio traer los labios mal pintados, siempre recomiendo aplicar el lápiz (si te gusta usarlos), y después el labial. De igual manera podemos limpiar los excesos con un hisopo y desmaquillante.
  • Cejas desastrosas: Dicen que las cejas son el marco del rostro, es por eso que tienen que estar proporcionadas, recortadas y correctamente pintadas. Poner un color negro o del mismo color de tu cabello, o marcarlas mucho es un error fatal. Si eres pelinegra o castaña, usa sombra marrón oscura, si eres pelirroja o rubia, usa sombra marrón medio o claro. ¡Y por favor! Déjalas crecer.
  • Aplicar el rubor o bronceador en exceso: Menos es mas y esto es un claro ejemplo. El color es muy importante, ya que tiene que ser de acuerdo a nuestro tono de piel. A las morenas les va muy bien colores rosa o coral, y a las más blancas los colores cálidos al igual los tonos naranjosos. 
  • Muchas capas de rímel: ¿Pestañas o patas de araña? Esto es lo que pasa cuando abusamos del rímel. Con 2 o 3 capas que te apliques es suficiente. Y si notan que se les fue la mano un poco, pueden pasarse un cepillito limpio para quitar el exceso.
  • Corrector muy marcado: El tono ideal es de 1 o 2 tonos menos que el de la base, nunca puede ser muy claro u oscuro. La aplicación correcta es después de la base. Así que dile no a la cara mapache.
  • Quebrar las pestañas después del rímel: NO y NO. Hacer esto, puede provocar que nuestras pestañas se caigan o que su forma no se vea nada natural, y evidentemente, ninguna de nosotras quiere eso.
  • Difumina correctamente: La base, el contorno, las sombras, el rubor, bronceador y polvo compacto para verse increíbles tienen que difuminarse perfectamente, nunca tiene que verse donde empieza y termina, para que logre una buena asimetría con tu rostro. Si se ve, asegúrate de sellarlo todo de manera correcta.
  • Demasiado polvo compacto: Hace que la cara se vea muy cargada y poco natural. Te recomiendo utilizar papelitos de arroz para eliminar el brillo, en lugar de cargar más tu rostro de maquillaje, que además ensucias más la esponja con que lo aplicas.
  • No lavar tus brochas: Este dato es importantísimo. Las brochas siempre se tienen que lavar en un cierto periodo, lo recomendable es una vez al mes, para evitar que se acumulen bacterias. De esta forma evitas contaminar tu rostro y el indeseable acné.
  • Delineado demasiado grueso: Siempre tiene que ser de acuerdo a la forma de nuestros ojos, aplicar demasiado puede hacer que se vean pequeños o demasiado grandes y exagerados. Te recomiendo ver tutoriales y te ayudes a tener más precisión practicándolo, mientras más sutil.. mejor.
  • Dormir maquillada: Entiendo que llegar a casa maquillada y cansada a la vez, es una muy mala combinación. Pero no hay excusas para dormir así. Ya que nuestra piel puede deshidratarse, causar alergias, infecciones, acné o peor aún... Envejecerse muy rápido. 
El maquillaje nos ayuda mucho a sentirnos seguras de nosotras mismas y a ser las mujeres que queramos ser. Así que si algo he aprendido, es que debemos darle un cariñito a nuestro rostro, tanto con maquillaje como sin él, porque es nuestra primera carta de presentación a donde vayamos, y también, la única piel que tenemos. 
¡Espero tomen en cuenta estos consejitos! Un abrazote.

No hay comentarios:

Publicar un comentario