Alfajores hechos en casa.


Si hay algo que de verdad me encanta hacer, es comer dulces, pero sobretodo.. prepararlos. Esa sensación de aprender alguna receta nueva o simplemente repetir alguna que ya sepa, es de mis cosas favoritas y que me relaja enormente. También el ver que a otros les guste lo que preparaste, es aún más satisfactorio, ¿no lo creen? Jaja. Lo importante es no preocuparse si a la primera no queda bien, porque de eso se trata el aprender, todo está en ir perfeccionando con la práctica y agregándole tu toque.

Es por ello que hoy les quiero compartir esta recetita (La primera del blog, Wohoo!) de Alfajores hechos en casa que hice el fin de semana y que quedaron TAN deliciosos que se me hace inevitable no dejarles todo detalladito por acá para que ustedes también los disfruten y los preparen en cualquier ocasión.

Ingredientes:
Para la masa de los alfajores
- 200 gr de mantequilla
- 200 gr de harina
- 300 gr de maicena
- 1/2 cucharadita de bicarbonato
- 2 cucharaditas de polvo para hornear
- 150 gr de azúcar
- 3 yemas de huevos
- 1 cucharadita de coñac
- 1 cucharadita de esencia de vainilla
- 1 cucharadita de ralladura de limón


Para el relleno y decoración
- Arequipe o dulce de leche
- Coco rallado


Preparación:

- Tamizar todos los ingredientes secos: La harina, maicena, bicarbonato y polvo para hornear. Resérvalos.

- En un bol, batir la mantequilla blanda (no derretida), junto con el azúcar. Ve agregando también las yemas, una por una, mezclando todo bien. Luego, agrega el coñac, la esencia de vainilla y la ralladura de limón. Mezclar bien.

- Incorpora todos los ingredientes tamizados anteriormente y únelos todos mientras amasas con tus manos.

- Luego que nos haya quedado una masa, la debemos colocar en una superficie lisa y ligeramente enharinada para que la puedas estirar con un rodillo (cuidado que no quede muy finita)

- Con un molde redondo (o una taza pequeña como lo hice yo) corta en círculos y colócalos sobre una bandeja con un poco de harina, para luego meterlos al horno durante 15 o 10 minutos, tienen que quedar bien cocidos pero apenas dorados en la base.

- Al retirar la bandeja del horno, deja que reposen a temperatura ambiente.

- Para rellenar, sólo debes tomar dos círculos, a uno le agregas el arequipe o dulce de leche y con el otro lo tapas y dejas que sobresalga un poco el arequipe para proceder a rodarlos por el coco.

- Los dejas reposar por unas horas hasta que se pongan suavecitos y voilà ¡A comer!
(Les confieso que al día siguiente quedan aún más ricos) Resérvalos en un envase con tapa sin meter en la nevera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario